Sin categoría

Deconstruyendo una genealogía.

No se puede inferir que no disfrutó de instantes únicos que le regaló la vida. El caso es que siempre intuyó, de algún modo, que llegaría un momento muy difícil en su camino y eso es lo que no le permitió gozar con plenitud cada mágico y placentero día que pasaba.

Pudo experimentar el éxito, tanto en el espacio laboral y artístico, como en el ámbito de los amores más íntimos. Pero, sin más, siempre corría a refugiarse en el mismo lugar sombrío, lo cual opacaba su imágen, ocultando hábilmente su verdadero esplendor, tan sólo dejando ver hilachas de sus potencialidades.

Alguien una vez, la definió como una persona ecléctica y creo que nunca hubo mejor descripción.

Fue estudiante académica de grado, profesional y militante social, guitarrista, cantante, compositora, dama del Metal, escritora, madre, novia, esposa, amiga, yogui, trabajadora social hospitalaria, paciente de internación hospitalaria y rehabilitación, entre otras cosas que son comunes a todos los seres humanos.

Sigue siendo una “mujer”. Una mujer que ahora comprende por qué sus abuelas, ya fallecidas, lloran en sus sueños y que no se cansa de esperar verlas, alguna vez, sonreír.

1 comentario en “Deconstruyendo una genealogía.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s