Redes Sociales, Salud, Trabajo Social

Importancia del trabajo en red en el proceso salud-enfermedad

La epistemología clásica nos legó la metáfora piramidal: El centro de poder se encuentra en la cúspide desde la cual dependen las decisiones, lo que se debe saber y decir. Pero frente al pensamiento jerárquico clásico, surge la posibilidad de buscar otras pautas de relación entre las personas que permitan lograr autoorganización. Este concepto nos introduce en la necesidad del sistema de modificar estructuras cuando se producen cambios en su medio, aumentando la complejidad del proceso y potenciando la capacidad de supervivencia. Es decir que, se logra mantener la estabilidad, al tiempo que se desarrollan modalidades organizacionales novedosas. Entonces las jerarquías se tornan tanto sucesivas, como simultáneas, comenzando a ser reconocidas más por la idoneidad en su desempeño que por la función adscrita. Las jerarquías no desaparecen, sino que coexisten y se reconoce una variedad en las mismas, lo cual genera autonomía.

Por tanto se nos presenta una nueva metáfora: la red. A través de ella el universo es como un entramado de relaciones singulares que producen conocimiento. Se prioriza la creatividad por sobre la certeza, la comprensión por sobre la predicción. Pensando en este sentido, encontramos que las redes sociales han existido siempre dentro de una realidad que es dinámica y cambiante. Lo importante es que los propios actores involucrados tomen conciencia de la existencia de esas redes al igual que los administradores que generan intervenciones para su mayor efectividad. Hay que tener en cuenta que los cambios no se dan en forma abrupta, sino en un proceso que presenta avances y retrocesos. Se generan miedos y resistencias que nos tientan a volver a modalidades ya conocidas. El punto clave debe ser la reflexión constante con otros, evitando así la paradoja de “querer trabajar en redes mientras vivimos aislados”.

La red social respalda el accionar profesional en la medida que es pensada a nivel vincular (emociones, relaciones que la persona establece) y a nivel nacional (co-construcción permanente basada en diversos marcos teóricos). Se trata de un sistema abierto que permite cambios en las funciones que desempeñan quienes lo componen. Alguien que cura, en otra situación es paciente; quien enseña, en otro momento aprende y a la inversa. La red rechaza la compartimentación y propone la multicentralidad. La red apela permanentemente a la reciprocidad: si se convoca, se debe esperar ser convocado, si se solicita ayuda, nuestra ayuda también será solicitada.

El ámbito de trabajo sanitario nos brinda la oportunidad de trabajar en red, porque esta nos antecede. Lo importante es saber aprovechar las articulaciones y vínculos preexistentes, lo ya transitado y desde allí organizar la tarea. Sin recaer en los engaños de la racionalización, lo obvio y las tramas del poder, hay que aprender a precisar y no sólo medir. Se requiere flexibilidad para aceptar que no existen los consensos absolutos; saber y hacer en el desorden. La capacitación debe ser constante y dirigida a todos los que participan en el proceso, no sólo a los gerentes superiores.  Las personas forman parte de un sistema social común, comparten ideas y objetivos, tienen polivalencia funcional y sentimiento de pertenencia, sin forzar la conformidad. Los liderazgos son alternativos, variables y aún voluntarios. Deben prevalecer las relaciones horizontales y la mantención de la identidad de los participantes. Debe existir una finalidad explícita, un ideario compartido.

La intención del trabajo en red es aunar esfuerzos, evitar duplicaciones, alcanzar por complementariedad una mayor capacidad resolutiva, ser más eficaces y eficientes en lo que se hace como producto del intercambio y la colaboración. Casi todas las redes en salud tienen entre sus fines la actualización, la nivelación y la educación continua de sus miembros. Con frecuencia el trabajo en red se orienta al mediano o largo plazo, aunque siempre atento a los problemas de la coyuntura.

En salud se pueden reconocer los siguientes niveles de redes:

Red personal (familia, amistades, relaciones laborales, de credo),

Red comunitaria (permite historizar necesariamente el diagnóstico sanitario; considerar a la población destinataria como actor social, al igual que al equipo de salud; colectar, almacenar, manejar, analizar y visualizar información referenciada geográficamente, confeccionar carpetas de las familias que habitan en el área de responsabilidad del efector. Éstas reemplazan a la tradicional historia clínica, centrada en el individuo atendido en consultorio por patología. Priorización de la actividad comunitaria y de la visita domiciliaria, lo cual permite una derivación protegida con turno programado al efector correspondiente para cada familia; posibilitar la accesibilidad de la población a la información obtenida; organizar procesos sistemáticos y participativos de monitoreo y evaluación de los programas; difusión democrática de los logros y obstáculos; aportar información relevante a los distintos niveles de decisión en materia de políticas públicas).

Red institucional (proyectos de cada sector  que sean coherentes con un proyecto institucional general; construcción de un campo interdisciplinario donde se pueda pensar al paciente atendido por la institución y no por una sumatoria de servicios; sistema de coordinación y delegación de tareas).

Red de establecimientos y servicios (articulación tanto entre los subsectores público, de la seguridad social y privado como a nivel local, provincial, regional y nacional).

Red intersectorial (lo local, lo regional, lo nacional y/o lo transnacional. Articulación con los sectores de Educación, Justicia, Promoción y Acción Social, Saneamiento Ambiental, entre otros resultan imprescindibles a la hora de definir una política eficiente y eficaz en Salud.

Por Evangelina Da Fonseca.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s