Literatura, Literatura Infantil

Amorío

Hola a todos, hoy les dejo otro poema, un tanto disparatado, que escribí hace muchísimo tiempo y me parece tan lindo y gracioso, que sería una pena que sólo yo lo conozca.

Caminaban por el patio

medio atolondrados.

Tratando de esconder

los rostros ruborizados.

Alimentaban sus almas

con dulces palabras.

Los dos sonreían cuando se miraban.

Y hasta para oírlos

los sonidos callaban.

Cantaban los pájaros de repente.

Parecía que un rito viejo

los marginaba perpetuamente.

Eran fines de noviembre.

No sabían por qué,

tenían ganas de besarse

y les daba un “no sé qué”.

Entonces decidieron separarse

para siempre.

Se detuvieron un momento

para darse el beso aclamado.

El se fue muy tranquilo

revoleando un dado.

Y ella resignada,

caminaba por el patio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s